Devoción al Señor de los Milagros en Munich y nace nuestra Hermandad

Habiendo sido testigos desde nuestra infancia de la expresión de fe católica compartida en nuestros hogares por nuestros Padres, quienes nos inculcaron una profunda devoción al Señor de los Milagros; y siendo herederos de esta tradición y acto de fe, los peruanos estamos convencidos, igual donde nos encontremos, en seguir profesando el culto, conservando así la tradición peruana al Cristo Morado, al igual que lo hace la Hermandad del Señor de los Milagros de las Nazarenas, en un acto procesional, que es considerado por su magnitud y alcance en uno de los más multitudinarios en todo el planeta.

En la ciudad de Munich los devotos reconocieron la necesidad y responsabilidad de continuar e incrementar en la capital Bávara el culto al Señor de los Milagros. Es así que en el año 2010, los fieles creyentes celebraron por primera vez el “Mes Morado”, con una Misa oficiada por el Monseñor Alberto Martínez Millán en la Iglesia de la Misión Católica de Lengua Española, acompañando a la imagen del Señor de los Milagros en procesión, que se llevó a cabo el día domingo 17 de Octubre de ese año.

Al año siguiente, en el 2011, el número de devotos fue incrementándose de tal manera que pudieron conformarse grupos dedicados a organizar las distintas actividades en preparación de la procesión del Señor de los Milagros. Siguiendo con la tradición, los fieles organizaron los ensayos del coro, dirigieron las novenas, participaron en el arreglo de la imagen y aún mas se pudo organizar la primera cuadrilla de cargadores del anda.